Páginas vistas en total

miércoles, 26 de agosto de 2015

Los motores para cambiar la sociedad.

Siempre, he dado mucha importancia a conocer la forma de pensar de cada individuo, por ello, me gusta leer, hablar y escuchar a todas las personas sin ningún tipo de distinción, además, en la actualidad, existe una ventaja con respecto a años atrás, debido a la posibilidad que nos presentan las redes sociales de interactuar con un espacio más amplio, permitiéndonos descubrir los razonamientos no solo de nuestro entorno sino también de lugares más lejanos, Últimamente, observo una corriente de opinión entre los ciudadanos y la clase política que tienden a pensar que los gobernantes son los encargados de producir el progreso de la sociedad. Personalmente, no estoy de acuerdo con esta idea y defiendo que son otros los capacitados para modificar el rumbo tomado por la humanidad.
 
Desde mi punto de vista, los políticos manejan los recursos económicos y deciden donde se invierte esos caudales necesarios para permitir el desarrollo de la colectividad. Nunca van a intervenir en la mejora de los pilares fundamentales que sostiene a la sociedad. Los avances los producirán los técnicos en la materia desde un científico, un médico, un economista, etc. El problema radica en el mal uso de esos capitales por parte de los mandatarios que la mayoría de las veces no miran por el bienestar de los ciudadanos y piensan egoístamente intentando conseguir un beneficio propio o de su círculo.
 
Inviertan en educación, doten de todos los medios necesario a los centros, exijan a los maestros y profesores su máxima dedicación y rendimiento porque de ellos depende el futuro de la nación, son los  facultados para formar profesionales suficientemente preparados para  el día de mañana, donde ellos serán los verdaderos motores que fomentarán el crecimiento de  la sociedad, proporcionando avances en cada uno de sus campos. Destinen dinero a la investigación, un país no puede quedar estancado, necesita seguir progresando en los diferentes ámbitos y eso se logra con la formación de equipos que se dediquen a abrir nuevas líneas de trabajo, que optimicen los dineros destinados, logrando soluciones a las dificultades planteadas.
 
Hay diferentes estudios realizados que certifican como países más avanzados aquellos que apuestan por un sistema educativo estable, solido y bien estructurado. Empleando gran parte de su patrimonio en la investigación y formación de los educadores. Por lo tanto, cada uno debe tener claro cuál es su misión, los políticos gestionar de forma correcta los dineros públicos y, también, muy importante pedir cuenta a los expertos de lo gastado en los distintos proyectos. Mientras, los especialistas deben rentabilizar al máximo los medios puestos a su alcance para cambiar el rumbo de la sociedad.