Páginas vistas en total

martes, 24 de marzo de 2015

Análisis puntual del Sevilla FC en la liga de tres puntos.

Se acerca el tercer trimestre y comienza el bloque de estudios estadísticos y gráficos para los alumnos de 4º de la ESO. Hoy me he adelantado y aprovechando el día he realizado unos gráficos donde se pueden analizar y extraer conclusiones muy positivas sobre la trayectoria liguera del Sevilla FC en función de los puntos obtenidos este año y realizando una comparativa desde la primera temporada que se modificó la puntuación por partido. Los datos están referidos a la jornada 28 de cada campaña.
 
En el primer gráfico se muestra la puntuación de los dos primeros clasificados, además del quinto y los puntos actuales del Sevilla FC en la temporada 2014-2015.

Si observamos podemos comprobar cómo en las treces primeras ediciones la puntuación actual del Sevilla FC le otorgaría la primera plaza de la competición en diez curso. A partir de la temporada 2008-2009 no existiría esa posibilidad, el dominio de los dos grandes se hace patente con puntuaciones por encima de los 60 puntos en el segundo clasificado. Es la etapa donde la liga pierde todo el interés debido a los ingresos tan altos que perciben ambos clubes. Un dato muy reseñable es la puntuación del quinto clasificado que únicamente en tres campañas ha estado por encima de los 50 puntos, en la primera y en las dos últimas. El quinto puesto se ha movido en torno a los 45 puntos y esa cantidad ha permanecido fija hasta la temporada presente y la anterior.
 
En la segunda gráfica mostramos los valores del FC Barcelona, Real Madrid y Sevilla a lo largo de estas campañas.
Podemos comprobar cómo hasta la temporada 2007-2008 son cantidades dentro de los registros normales de cada año, únicamente en seis ocasiones uno de los dos equipos supero la cantidad de 60 puntos a estas alturas de campaña y nunca lo hicieron ambos conjuntos a la vez. Es un hecho que explica la igualdad de un gran número de equipos en la competición. Desde esa temporada ninguno ha bajado de esa cantidad incluso superando  los setenta puntos, la liga ha perdido competitividad y la diferencia entre estos equipo y los demás ha crecido de forma exponencial. Si analizamos al Sevilla FC se puede ver una primera etapa de crisis institucional donde no superábamos los treinta puntos, hasta la llegada de Joaquín Caparros. Con el técnico utrerano comenzamos a movernos en torno a los cuarenta puntos que se logró pasar en la temporada 2004-2005 coincidiendo con su despedida.
 
A partir de esa campaña y hasta la salida de Manolo Jiménez se consiguió tres años 45 puntos y otros dos 54 puntos era la época dorada del sevillismo donde el objetivo era la máxima competición continental. Después llegaron tres años de caída donde no superamos los cuarenta puntos de nuevo, volviendo a recobrar buenos números con la llegada de Unay Émery 44 y 55 puntos, el máximo jamás conseguido por nuestro club en su historia a estas altura.
 
En el tercero analizamos la diferencia de puntos entre el primero y el quinto clasificado.
En esta gráfica es fácil demostrar la igualdad de un bloque grande de equipos en los primeros años y cómo el reparto de los ingresos hace que aumente las diferencias a partir de la temporada 2003-2004 superando por primera vez los veinte puntos, aunque la máxima desigualdad surge entre los años 2008 y 2013. Una cifra importante es la bajada de la diferencia en estos dos últimos años. En ambos, el Sevilla FC ha ocupado la quinta posición y ha recortado la cifra en 16 puntos con respecto a los tiranos de la liga. En este lugar es donde argumento el crecimiento y la buena labor de Unay Émery que ha conseguido disminuir la distancia con Madrid y Barcelona. Por lo tanto, los números vuelven a avalar el trabajo del técnico sevillista.
 
Ahora cada uno es libre de sacar sus conclusiones con los datos aportados.