Páginas vistas en total

viernes, 12 de junio de 2015

De Yonki-Gitano a Monsieur

Hace pocos días en un programa deportivo, un periodista de la noche madrileña, esa que confunde a muchos, se atrevió a calificar a los seguidores del Sevilla FC con una afición de macarras. Este comentario fue el colofón a una semana de radio donde el presidente de la LFP recorrió las diferentes emisoras para justificar el castigo a los habitantes del Gol Norte de Nervión. En la Madrid futbolística gusta llamar al sevillano de forma despectiva utilizando los vocablos yonki y gitano. Aunque ellos tengan por emblema e imagen representativa de su equipo, en plena Castellana, a uno de los nuestros, criado junto a estos indigentes de la vida que sufren las miserias, las carencias y las necesidades de haber nacido en la ciudad que ellos envidian.

Es duro que en tu propio terruño te traten como un adversario hostil, tus éxitos representando a la bandera roja y gualda no sea una ocasión para sentirse orgulloso en la capital del reino y compartir las mieles del triunfo. Cada título es un motivo más para aumentar la preocupación porque la sociedad Sevilla FC está creciendo a paso agigantado y comienza a alzar la voz pidiendo sus derechos y un trato justo, poniendo en entredicho a la LFP y RFEF, marionetas en manos de los dos clubes grandes. Los hilos se mueven para derribar a la nueva fuerza emergente, atacando a su centro neurálgico "El Corazón de Nervión". El plan es fácil destruir su fortaleza desprestigiando a sus guardianes desde el poder y la prensa.
 
Sin embargo, estos torpes dirigentes no entienden que Europa no es España y no cuentan con el ejército aliado proveniente de la vieja Europa que no quiere que el continente se convierta en otro coto cerrado de cacería de Madrid y Barcelona. La UEFA debe oponerse a la situación que se vive en  nuestra liga donde Real Madrid y FC Barcelona son invencibles por los ingresos que obtienen, esa diferencia no puede llegar a la Champions League porque acabaría con su interés. Este es el único motivo de la carta enviada por Michel Platini, en estos momentos duros donde la afición del Sevilla FC es pisoteada por los suyos y nos tratan de yonkis y gitanos. En Europa nos llaman Monsieur que traducido al español es Señor con mayúsculas y alaban a una afición que defiende su escudo, como los grandes gladiadores, con honradez y lealtad de forma pacífica.
 
Por lo tanto, para concluir se puede afirmar que en España nos miran como un enemigo y en Europa nos ven como un grande.