Páginas vistas en total

viernes, 5 de octubre de 2018

Objetivo Champions.

Hace tres lustro la pretensión del Sevilla FC cada temporada era conseguir una posición que nos diera derecho a participar en la UEFA, jugar en Europa era un sueño que con el paso de los años se convirtió en algo cotidiano, hasta el punto que lo extraordinario se convirtió en ordinario y lo que iba a suceder una vez en la vida se multiplicó por cinco. Sin embargo, los tiempos cambian y las sociedades crecen y lo que ayer era el máximo premio hoy es un trofeo de consolación. Tanto en lo deportivo como en lo económico el Sevilla FC ha escalado varios peldaños y en la actualidad seguir creciendo solo es posible compitiendo en Champions, League. Las multinacionales invierten su dinero en esta competición y los futbolistas se sienten atraído por esa plata siendo en muchos casos una exigencia participar en la máxima competición europea para fichar por un club. 

La sociedad Sevilla FC debe dar pasos hacia delante y no quedar estancada en un presente que sea volver al pasado, los años nos han llevado a codearnos con los grandes equipos de Europa, se ha conseguido un prestigio que no se puede perder de forma apresurada porque ha costado demasiado esfuerzo llegar al lugar que ocupa la entidad en estos momentos. El barrio de Nervión necesita que cada temporada el cielo se llene de estrellas que luzcan e iluminen el Sánchez Pizjuán  para resaltar la grandeza de un equipo que hizo suyo este campeonato por delante del FC Barcelona Y Atlético de Madrid. 

El aficionado debe ser consciente de la importancia de concursar en la máxima competición europea y ese es el principal objetivo de esta temporada. Consolidar el presupuesto solo es posible si se alcanza una plaza Champions, si no logramos ese cometido caeremos en un segundo plano y nos sobrepasarán sociedades que se encuentran en un nivel inferior. Dos son los caminos para arribar en la tierra prometida de la Copa de Europa la liga y la Europa League.  Los dos son largos y tortuoso pero en el primero son cuatro puestos los que dan derecho a participar y en el segundo uno, el campeón. Por lo tanto, en el campeonato doméstico las posibilidades son mayores y hay debe quemar el Sevilla FC todas su naves.

La prioridad este año debe ser la liga, en esta competición es necesario poner el máximo empeño y en los otros dos torneos es imprescindible hacer rotaciones. Para mí, en Krasnodar la alineación fue la correcta, es el momento de los menos habituales porque un error se puede subsanar y hay tiempo para recomponer la situación. No podemos quemar a jugadores importantes en batallas intrascendentes, ya llegarán batallas más adelantes para jugar con los titulares. Incluso, me faltó en el once hasta Berrocal y Borja Lasso y me sobró Kjaer y Ever Banega. El domingo disputamos un partido importante, tenemos hasta diciembre para aventajar a nuestro rival el Valencia FC como hicieron ellos el año pasado. La Champions desgasta bastante y esa debe ser la principal baza para sacar ventaja y mantener nuestra posición de privilegio. 

No perdamos la cabeza y seamos listos, la Champions te ayuda a crecer y la Europa League a mantener. Esta temporada la liga es la principal competición y no podemos desaprovechar la oportunidad de mantener nuestro tercer puesto en la clasificación.